Cómo preparar una habitación Montessori

Cómo preparar una habitación Montessori

Os dejo algunos consejos para poder montar una habitación siguiendo el estilo Montessori.

1. Una cama baja

En la entrada Kura o las camas Montessori hablamos sobre las características que debía tener una cama Montessori. Camas sin patas, es decir bajas, sin barrotes y que den autonomía a los niños al subir y bajar de la cama.

vía: maternidades.es

Existen muchas camas bajas tipo Montessori, algunas con forma de tipi, aunque son preciosas, no son la idea inicial de Montessori, que las conciben sencillas y con pocos elementos.

2. Un rincón de lectura

Una zona tranquila, con los cuentos y libros a mano, para que puedan cojer ellos mismos y leer el cuento que más les apetezca. En esta entrada Rincón de lectura con estanterías de Ikea explicábamos cómo hacer un rincón de lectura y que características debía tener.

vía mammapretaporter.it

3. Un espejo

Permite fomentar el autoconocimiento. Se debe colocar en la zona diurna, no al lado de la cama y se puede usar desde el nacimiento.

Es fundamental que el espejo este hecho de un material irrompible, o en caso de no serlo, poner un vinilo transparente para que no se rompa.

Además, el espejo debe estar enganchado por los cuatro lados, no es seguro dejarlo apoyado, o enganchado solo por los lados de arriba, que el bebé los pueda levantar y caerse.

https://www.instagram.com/p/BNooXJtgPtJ/

A medida que el niño crece, se puede colocar una barra horizontal que le ayuda a ponerse y mantenerse de pie. Cuando el bebé empieza a sentarse, sobre los 6 meses, la barra horizontal se puede poner a la altura de los hombros, como si estuviera de pie. Esto le permitirá cogerse.

Hay un modelo de Ikea, Drömmare, que es irrompible, que os puede encajar si no tenéis mucho espacio.Es económico, pero es pequeño (16 x 50 cm)También tenéis la opción de poner varios espejos si tenéis más espacio.

Otra opción interesante son los rollos de espejos adhesivos, son irrompibles y económicos. Los podéis encontrar en Leroy Merlín.

Y cuando son más mayores, y andan, podemos tener un espejo de cuerpo entero. A los niños les fascinan los espejos y jugar delante de ellos.

4. Muebles adecuados a su estatura

Los muebles como las sillas y la mesa, estantes, colgadores, etc deben de estar a la altura del niño, no a la altura de los adultos, de este modo fomentamos su autonomía poniéndolo todo a su alcance.

Existe la opción económica de la Mesa i 2 sillas Lätt para niños de Ikea.

5. Suelos de madera o con alfombras

Que sean cálidos y permitan al niño gatear, arrastrarse y jugar tranquilamente en el suelo. Además de estar libre de objetos que obstaculicen el juego del niño.

6. Habitaciones organizadas y no sobrecargadas

Una habitación ordenada y bien organizada dan una sensación de tranquilidad y bienestar a todos los integrantes de la familia.

En esta entrada Ideas para ordenar los juguetes explicábamos algunos trucos e ideas para mantener bien ordenados los jueguetes.

7. Colores de las habitaciones

Son fundamentales para otorgar a los espacions un aire de armonía y tranquilidad. Por ello se recomienda el uso de colores neutros y claros, o de colores cálidos.

vía: decoralia.es

via: wohn.der-ful

 


Gemma

Médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, madre de dos hijos. Aficionada al patchwork, manualidades y viajar. Bloggera en mi tiempo libre

1 Comentario

  • Carolina Mamá Ríe
    octubre 6, 2020 10:35 am

    Ayyy qué habitaciones más bonitas. Nosotros hemos intentado siempre seguir esta filosofía, incluso antes de saber de qué se trataba, simplemente porque nos dejamos llevar por la practicidad y el bienestar de nuestro hijo.

¡Déjame tu comentario!