Laponia sin gluten

Laponia sin gluten

No hay duda de que el viaje a Laponia para ir a conocer a Santa Claus es una experiencia única que nuestros hijos la van a recordar siempre.  Y lo cierto es que Finlandia es un país bastante cómodo para los celíacos en el que no encontramos ninguna dificultad tanto en las actividades que hicimos, muchas de ellas incluían comidas, como en las comidas en los restaurantes.

Aeropuerto de Helsinki
Hicimos escala en el aeropuerto de Helsinki, tanto a la ida como a la vuelta, y comimos allí las dos veces. Encontré bocadillos aptos para los celíacos y también pude comer una deliciosa Muffin sin gluten. Ahora, preparar el bolsillo, la comida allí es bastante cara.

Rovaniemi
Nosotros nos alojamos en un apartamento, en Villa Virpi. Solemos ir a apartamentos, es más cómodo para los desayunos y las cenas. En la maleta siempre solemos llevar un paquete de galletas y pan sin gluten. Lo bueno de dónde nos alojamos en Rovaniemi es que había un supermercado a 300 metros, allí compramos leche para el desayuno y algo de comida para alguna cena que hicimos en el apartamento.

En mi entrada dónde alojarse en Rovaniemi podéis encontrar bastante más información sobre nuestra estancia en Villa Virpi.

Restaurante de hielo en Snowman Park
Antes de hacer la reserva, como siempre, informamos que iba un celíaco y si había algún problema. Nos dijeron que ninguno, y así fue. La experiencia fue maravillosa poder comer una sopa calentita de crema de leche y salmón en un ambiente tan frío. La sopar era apta, trajeron pan sin gluten y el postre también era apto.

Sueños de Joulukka
Sin duda la mejor actividad que hicimos. Fuimos al bosque secreto de Joulukka donde viven los elfos, allí pudimos conocer en persona a Santa Claus, y luego asistimos a una escuela de Elfos, en el que entre otras actividades se decoraban galletas ginger. Allí tenían galletas aptas para celíacos para poder decorar, todo un detalle.

Restaurantes en Rovaniemi

En la mayoría de las actividades estaban incluidas las comidas, así que fuimos a pocos restaurantes por nuestra cuenta, pero sí fuimos a un restaurante de comida típica de Laponia, el restaurante Nili, recomiendan reservar pero nosotros fuimos sin reserva y no tuvimos problemas. En la carta estaban indicados los platos aptos para celíacos, además avisamos al camarero que nos dijo que no había ningún problema. Pudimos comer un plato de degustación de comida típica de Laponia que era apta para celíacos.

Actividad cena en una Kota

Era una actividad que realizamos a través de Lapland Safaris, constaba de tres platos, de primero salmón, el segundo era un guiso de reno salteado con puré de patatas y de postre una tortita. Los dos primeros eran aptos para celíacos, y la tortita hicieron una sin gluten. Cuando pregunté cómo se había hecho, me explicaron que aparte de las demás para evitar la contaminación.


Gemma

Médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, madre de dos hijos. Aficionada al patchwork, manualidades y viajar. Bloggera en mi tiempo libre

2 Comentarios

¡Déjame tu comentario!