Seguridad y cambiadores de bebés

Seguridad de los cambiadores

Según las estadísticas de la European Injury Database (IDB), UE 28,  alrededor de 5.500 niños de entre 0 y 4 años sufren lesiones lo suficientemente importantes como para necesitar asistencia médica relacionadas con cambiadores. En Estados Unidos, en el año 2009, se atendieron en urgencias alrededor de  4.500 niños de entre 0 y 5 años con lesiones relacionadas con cambiadores.

La mayoría de estas lesiones son por caídas desde el cambiador .

¿Qué precauciones debemos tener?

El cambiador debe cumplir la norma europea de seguridad EN 12221-1:2008: Cambiadores para uso doméstico. Y debe tener cinturón de seguridad que se tiene que utilizar siempre.

El colchón del cambiador debe tener los bordes algo levantados y la base amplia debe ser antideslizante.

El móvil lejos y en silencio, que no os despiste ni un momento.

Cuando vayáis a cambiar al bebé, tenerlo todo a mano, y sujetar al bebé con una mano en su barriguita, y sobretodo y ante todo, jamás soltéis el bebé y mucho menos separarse de él cuando lo estéis cambiando, ni un segundo.

Pero el método más seguro para evitar caídas es cambiarlo con un colchón en el suelo.

Bibliografía:
Guía de seguridad de productos infantiles. Disponible en: http://www.estilosdevidasaludable.mscbs.gob.es/seguridad/pdf/GuiaSeguridad_ProductosInfantiles.pdf

Gemma

Médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, madre de dos hijos. Aficionada al patchwork, manualidades y viajar. Bloggera en mi tiempo libre

¡Déjame tu comentario!