El Osito Lila, un cuento sobre la resiliencia

El Osito Lila, un cuento sobre la resiliencia

El cuento del que hoy os voy a hablar es una historia imaginada por Carmen Bueno y dedicada a sus hijos. Es un cuento que Carmen explicaba a su hija para ayudarla adaptarse a una nueva situación, la escuela y que finalmente, gracias a la autora y a la ilustradora Nadia Romero Marchesini, se ha convertido magistralmente en un cuento ilustrado para los más peques. Un libro de referencia para tratar un tema tan importante como es la resiliencia.

  • Editorial: BABIDI-BÚ
  • Año: 2020
  • Autora: Carmen Bueno Senante
  • Ilustradora: Nadia Romero Marchesini
  • Número de páginas: 32
  • Encuadernación: Cartoné
  • Formato: 24×1×17 cm
  • ISBN: 978-84-18017-02-5
  • Edad: 2 -10 años
  • Colección: La casita esdrújula

El osito lila cuenta la historia de un oso de color lila que forma parte del arcoíris y que un día por accidente se queda solo en medio de un bosque. Allí tendrá que aprender a sobrevivir por sí mismo, pero contará con la ayuda de los osos pardos.

En el cuento podemos ver cómo el osito lila tiene que adaptarse a una nueva situación no buscada y que al principio no le gusta, pero que poco a poco, va encontrando aspectos positivos, y le ayudan a convertirse en una persona más sabia y paciente.

A largo del cuento se pueden identificar distintas emociones como la alegría, el miedo y la tristeza. Lo que nos puede permitir trabajar el mundo emocional y la resiliencia

Entrevista con la autora

¿Cómo nació el proyecto del cuento el “Osito lila”

El proyecto nació gracias a Nacho padre, que una noche me escuchó contarle el cuento a mi hija en la cama y dijo, este cuento no lo había oído nunca. Y yo le dije, ¿Qué te parece? ¿Te gusta? Sí, es entretenido. Y yo, pues es de cosecha propia y él, ala, qué va!, Y yo, no no, que es una idea original. Y él me «retó» con un «a que no te atreves a enviarlo a una editorial». Él sabía que a mí siempre me ha hecho una ilusión loca publicar cualquier cosa, de pequeña y adolescente escribía.

El cuento surgió en una época en la que mi hija no dormía, no estaba contenta en el cole y le costaba un poco adaptarse. Nosotros estábamos un poco frustrados por su falta de disciplina, rabietas, etc. El cuento surgió como una forma de hablar con ella y ayudarla a enfrentarse con los retos del cole.

La editorial a la que envié el manuscrito (yo creía que ni me contestarían, pero me hacía ilusión que mis hijos tuvieran el cuento en sus manos) me contestó en seguida y les gustó la historia. Ellos me enseñaron el trabajo de más de 100 ilustradores y elegí a Nadia, que aceptó el proyecto; nos entendimos muy bien, vía Instagram nos enviábamos mensajes sobre el proyecto y terminó el trabajo en tiempo récord. Fue idea de ambas que los colores del arcoíris fueran diferentes a los clásicos, queríamos algo diferente. Yo le pedí también que no hiciera a un oso muy «ñoño» porque no quería dar esa imagen de la historia, quería algo con más fuerza y algo de oscuridad. Me encantó el trabajo que hizo y la portada y las guardas son maravillosas, además está hecho a mano, así trabaja ella.

¿En quién o qué te inspiraste para crear los personajes?

El cuento se articuló desde el principio alrededor de un oso lila, Elena me pidió una historia sobre un osito lila, fíjate tú. Y la historia del arcoíris, el color lila y el caldero de monedas de oro siempre me ha parecido muy adecuada para imaginar historias mágicas. La historia al principio era muy simple, no tenía recorrido, ni moraleja. Noche tras noche se fue modificando, fui añadiendo personajes y situaciones hasta que quedó terminada tal y como es, la editorial no hizo modificaciones. Y vi que podía servir para introducir a los niños sobre resiliencia, un concepto que me chifla desde hace años. La editorial también aceptó de buen grado incluir un apéndice sobre el tema explicando qué es y algunos consejos muy básicos para las familias.

¿Por qué se convierte el proyecto en una campaña de Crowfunding?

Para financiar la publicación yo tuve que comprar unos cuantos ejemplares y para recuperar la inversión organicé el crowfunding, que resultó bien. Era un reto para mí organizar una campaña online porque no tenía nociones sobre edición de fotos, vídeo ni sobre cómo hacer marketing, pero fue divertido y emocionante. La inversión se recuperó. He vendido casi todos mis ejemplares en castellano, en catalán se vendían todos en las presentaciones físicas que se han suspendido desde marzo.

¿Cuáles ha sido las principales dificultades que has encontrado?

Las dificultades que encontré fueron mi desconocimiento sobre el mundo editorial, mis pocos contactos en redes sociales y círculos lectores y el escepticismo de algunas personas cuando les visitaba para proponerles una presentación, algunos ni siquiera contestaron.

En estos tiempos pienso que hay quien vende mucho sin ser muy bueno y libros muy buenos y editoriales increíbles que no cuajan. Pero tengo la suerte de haber hecho el cuento tal y como quería 😉

Bueno, y ahora la dificultad es la Covid, como para todos. Que conste que hice cuentacuentos online, un directo con let’s play Reus y un directo para el teatrillo para el Serrallo (Tarragona) el día del libro. Vendí algunos libros gracias a Instagram.

¿Tienes en mente algún proyecto futuro?

Tenía otros dos proyectos con ellos que por el Covid he dejado aparcados, no sé si los retomaré.

Si queréis saber más cosas sobre el cuento y su autora podéis visitar su presentación

El cuento lo podéis comprar en el siguiente enlace: Babidibu libros


Gemma

Médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, madre de dos hijos. Aficionada al patchwork, manualidades y viajar. Bloggera en mi tiempo libre

2 Comentarios

  • Yolanda
    noviembre 21, 2020 9:52 pm

    Hola! Me ha gustado mucho el post, ya que siempre digo que, el mundo de las emociones tenia que ser una asignatura obligatoria en las escuelas. De resiliencia saben mucho los niños que nos dan su ejemplo a diario.

    Un abrazo!

  • Madre Superada
    noviembre 22, 2020 1:20 pm

    Pues este cuento tiene muy buena pinta! Me encanta la idea, el concepto, el tema que trata y el enfoque que le da.
    Sin duda parece muy recomendable. Me lo apunto.
    Abrazos

¡Déjame tu comentario!