Monet la experiencia inmersiva

Monet la experiencia inmersiva

Al final de su vida Monet pintó 250 cuadros inspirado en los nenúfares del Jardín de Giverny donde el pintor vivía con su familia.

Actualmente los cuadros se encuentran expuestos en el Museo de la Orangeria de las Tullerías, en dos salas ovales. Monet los pintó para que quedaran suspendidos en una estancia circular, de forma que el espectador tuviera el efecto de ver transcurrir un día. Hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías el sueño de Monet es posible.

En el Centro de Artes Digitales de Barcelona, el Ideal, puedes vivir una experiencia inmersiva con las obras de Monet.

La exposición consta de 3 salas, en la primera sala los niños pueden pintar sus obras al estilo impresionista y gracias a un código QR las pueden subir a una gran pantalla.

 

Allí también había una paleta de colores con los tres colores primarios para que los niños pudieran combinarlos y experimentar con ellos.

En la segunda sala se expone durante 35 minutos las obras más relevantes de Monet. Es toda una experiencia inmersiva. Se puede estar sentado en unas hamacas, en unos bancos o bien en el suelo, encima de unas alfombras.

 

 

 

Es una actividad muy interesante y didáctica para toda la familia que la recomiendo.


Gemma

Médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, madre de dos hijos. Aficionada al patchwork, manualidades y viajar. Bloggera en mi tiempo libre

¡Déjame tu comentario!