¿Cuándo se pasa al niño de la cuna a la cama?

¿Cuándo se pasa al niño de la cuna a la cama?

Una de las preguntas más frecuentes es cuándo se tiene que pasar al niño de la cuna a la cama. Pero antes de abordar esta pregunta vamos a hablar de cunas, su elección y recordar algunas normas básicas de seguridad.

Cuando una prepara la habitación de su futura hija o hijo una de las piezas que considera fundamentales es la cuna, o al menos así fue en mi caso. Luego descubres que su uso será limitado en el tiempo, como mucho dos años y que además pasan volando, y en ocasiones ni llegan a usarla, como fue el caso de mi hijo pequeño.

Antes de elegir una cuna debemos tener en cuenta algunos aspectos como la seguridad, el uso y espacio disponible, presupuesto y finalmente el diseño de la cuna.

Seguridad

    1. Lo primero antes de comprar debemos comprobar que sigue la normativa europea EN 716-1:2008: Mobiliario. Cunas y cunas plegables de uso doméstico para niños
    2. Si se trata de una cuna/minicuna de barrotes que la distancia entre los barrotes debe ser menor de 6 cm de ancho y el espacio entre los lados de la cuna y el colchón no debe ser de más de dos dedos
    3.  La profundidad de la cuna debe ser de al menos 50 cm desde la parte superior del colchón hasta el riel de la cuna y la profundidad sin colchón tenga un mínimo de 60 cm.
    4. Si vas a comprar una cuna de segunda mano, o heredarla, no uses cunas que tengan más de 10 años de antigüedad o que hayan sufrido desperfectos.

Además de estas recomendaciones de seguridad para la elección de la cuna, hay otras sobre su uso:

  1. No hay que que adornar la cuna con cintas que supongan un peligro para el bebé, y con esto nos referimos a doseles, banderolas, guirnaldas y otros objetos decorativos.
  2. Jamás dejemos juguetes dentro de la cuna, ni tampoco chupetes con tiras o cadenas.
  3. Hasta los dos años se desaconseja totalmente usar almohada por el riesgo de asfixia. A partir de esta edad se puede utilizar una muy plana.

Uso de la cuna y espacio disponible

Según su uso, así como el espacio disponible existen diferentes opciones.

Moises

Lo cierto es que apenas se usan, son cestos bastante pequeños (70x35cm), muy decorados y un accesorio bastante anticuado. La mayoría de familias no los compran, los suelen regalar las abuelas o tias de cierta edad. No os recomiendo que os gastéis el dinero en ellos. Los usaréis poco tiempo (hasta los 3-4 meses), aunque es cierto que debido a sus dimensiones es cómodo porque lo podéis llevar de un lado a otro de la casa, pero también podéis usar en su lugar el capazo del cochecito.

Minicuna

Como su nombre indica, es un cuna pequeña, de unos 50×80 cm. Es práctica porque cabe en cualquier rincón de la casa, pero tiene el inconveniente de que se queda pronto pequeña (6 meses de edad).

.

Cunas tradicionales

Existen infindad de modelos, formas, materiales, tamaños y precios de cunas tradicionales. El tamaño habitual es de 120×60 cm y con barreras a ambos lados. La mayoría tiene la opción de poner el somier en dos o tres alturas, es útil porque a medida que el niño crece, permite que no salte de la cuna. Además, tienen la ventaja que pueden durar hasta los dos o tres años de edad. Algunas tiene barreras que las puedes quitar y que permitirán que duren más tiempo.

Cunas de colecho

En realidad el nombre correcto sería «cuna tándem” o “sidecar”. Estas cunas suelen ser minicunas convencionales en las que uno de sus lados se desliza hacia abajo para acoplar la minicuna a la cama de los padres. Aunque esto no se considera un colecho al 100%, estas cunas tienen la ventaja de que los padres y bebés durmen juntos de una forma segura.

¿Dónde colocar las cunas?

Se recomienda que las cunas se coloquen en una esquina o rincón de la habitación, lejos de fuentes de calor o frío excesivas,  y evitando las corrientes de aire.

No hay que colocarlas debajo de estanterías, cuadros u otros objetos que se puedan caer.

Presupuesto

Otro de los factores que influyen a la hora de elegir una cuna es el presupuesto que disponemos. Podemos encontrar cunas de todos los precios, desde la Dodo Bassinet Gold Edition que cuesta 16 millones de dolares hasta la cuna sniglar de Ikea de 49 euros.

Lo importante es que se ajuste a vuestro presupuesto siempre siguiendo las normas de seguridad, que por cierto la sencilla cuna Sniglar de Ikea las cumple completamente.

Colchón

La Asociación Española de Pediatría recomenda que el colchon sea firme, transpirable y no se hunda para prevenir la muerte súbita del lactante, además, debe ajustarse bien al tamaño de la cuna, por lo que no debe sobrar espacio entre las paredes y el colchón. A partir de esto, cada familia que decida que tipo de colchón que quiere y del material que más le guste.

¿Cuándo hay que sacar al niño de la cuna?

Pues esta es la pregunta del millón, en la que hay infinidad de opiniones, así que cada familia se ajuste a la que más le guste según su estilo de crianza, pero desde las sociedades científicas se recomienda:

En el momento en el que la niña o niño empieza a salirse solo de la cuna, ya que existe el riesgo de caída.

Recordar que existen camas bajitas, a la altura del suelo, tipo Montessori, y pueden ser una excelente alternativa si tenéis miedo que el niño se caiga de la cama. Además este tipo de camas fomentan la autonomía de los pequeños.

¿Y si practicamos el colecho?

Ahí viene otra de las preguntas más frecuentes, cuándo sacarlo de la cama de los padres. Pues cuando cada familia lo decida, ni más ni menos, por los motivos que sean. Cada familia conoce su situación particular y nadie debe interferir en sus decisiones. Lo que sí podemos afirmar es que el colecho fomenta la lactancia materna y es una práctica segura si se siguen ciertas recomendaciones.

Según la Asociación Española de Peditaría no se recomienda en colecho en las siguientes situaciones:

  • Lactantes menores de tres meses de edad.
  • Prematuros y bajo peso al nacimiento.
  • Padres que consuman tabaco, alcohol, drogas o fármacos sedantes.
  • Situaciones de cansancio extremo, como por ejemplo el postparto inmediato.
  • Colecho sobre superficies blandas, colchones de agua, sofá o sillones.

Bibliografía

Asociación Española de Pediatría. Guía práctica para padres desde el Nacimiento hasta los 3 años. Disponible en: https://enfamilia.aeped.es/sites/enfamilia.aeped.es/files/guia_practica_padres_aep_1.pdf

En familia. AEP.Colecho. ¿Es malo compartir la cama con el bebé?. Disponible en: https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/colecho-es-malo-compartir-cama-con-bebe

Guía de seguridad de productos infantiles. Disponible en: http://www.estilosdevidasaludable.mscbs.gob.es/seguridad/pdf/GuiaSeguridad_ProductosInfantiles.pdf


Gemma

Hola soy Gemma, la autora del blog trocitos de vida, te doy la bienvenida a mi blog. Soy madre de dos niños nacidos en el año 2011 y en el 2016. De profesión médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, con un Doctorado en Salud Pública. Celíaca desde los 17 años, me gusta compartir mis experiencias de viajes y recetas sin gluten, también me gusta compartir mis conocimientes en prevención y epidemioloía. Aficionada al patchwork, manualidades y viajar. Bloggera en mi tiempo libre.

¡Déjame tu comentario!